Bioconstrucción, una Arquitectura Más Humana.

Bioconstrucción, una Arquitectura Más Humana.

Se dice que la arquitectura de los pueblos determina como es su sociedad, en estos tiempos de tanto control, las ciudades y su arquitectura están diseñadas para controlar a las personas o a la sociedad y sus costumbres, desde hace un tiempo el Diseño Social ha estado imperando en las formas de diseño de los espacios urbanos que de alguna forma han cambiado el comportamiento humano.

Una arquitectura que hace que cada vez estemos más separados, con lugares cada vez más cerrados y con poca naturaleza, que nos lleva a vivir como en cárceles que, en ocasiones son estéticamente bonitas pero siguen siendo cárceles.

 En la antigüedad la gente vivía más fuera de sus casas, acostumbrándose al entorno en el que vivían, sabiendo que en el entorno encontraban formas armónicas de vivir, eso los llevaba a conocer bien los territorios donde vivían y por ende, a cuidarlos.

Hoy gracias a estos Diseños Sociales que se volvieron mundiales, se genera una monocultura arquitectónica en varios países, por eso cuando viajas a diferentes ciudades referentes del mundo podemos ver que su arquitectura y el diseño de las ciudades es similar, cuadrado, y las calles y casas están acomodadas de formas que a los gobiernos les sea más fácil manipular. Es tan sutil este diseño que no nos damos cuenta de como sucedió, esto también nos llevó a separarnos por niveles sociales, algo tan marcado que ya es costumbre.

Hace muchos años Rudolf Steiner comenzó a trabajar con la Arquitectura Orgánica, que no precisamente es construcción con materiales naturales, pero si se trabaja con el entorno y con la forma en que la gente vive, muy conectada con la vida humana y la vida natural, de esta forma interactuamos con el entorno en el que decidimos vivir.

La naturaleza nos enseña los patrones de cada lugar para trabajar con ellos y, de esa forma, interactuar con la vida.

De la misma forma el Diseño Social llevo a las personas a pensar más que solo en la estética y en la funcionalidad, los llevo a enfocarse en lo material. El tiempo empleado en la construcción en un entorno tan acelerado y enfocado en el materialismo careció la parte humana en muchos aspectos de la vida cotidiana, y la arquitectura no se quedó fuera de esto, por eso cada día se inventaban formas y materiales que faciliten la construcción y apresuren los tiempos de entrega, generando en la mayoría de los casos hábitats fríos y faltos de espíritu.

Esto es lo que menos  importa, ya que la rapidez de la vida deja afuera el espíritu y el sentido de hogar, esto llevo a la explotación de tierras para la producción en masa de materiales para la construcción, devastando muchos territorios.

En muchos casos generando materiales de mala calidad y construcciones de mala calidad muy costosas, pero el costo ambiental a nadie le importa y es el problema más grande en la industria de la construcción.

Arquitectura Humana.

La arquitectura, por ser un acto del hombre, refleja sus cualidades y carencias, sus ideologías y tropiezos, su búsqueda y su negación, la arquitectura como producto de la colectividad humana está creada a su imagen y semejanza, leer la arquitectura, la ciudad, sus esquemas básicos y sus proyecciones es entender la filosofía humana, pero sobre todo su capacidad de plantear sus objetivos y resolver sus problemas. La apariencia de los edificios y de los objetos que usamos y que forman nuestro entorno tienen una función psicológica separada de su uso práctico.

Si pensamos en la ciudad como la suma de sendas, bordes, mitos, plazas y demás elementos que la conforman, la belleza será más en función de la calidad del servicio que la ciudad ofrece a sus habitantes, la ciudad será más bella en la medida que sus habitantes puedan desarrollarse mejor en todos los aspectos de la vida urbana y en ese sentido cada espacio se debe a sus habitantes y sus circunstancias.

 A través de la historia las ciudades bellas se han adaptado, mejorando la vida para sus habitantes y no solo para los visitantes, o visto de otro ángulo, ha habido sociedades que entienden  mejor sus circunstancias y necesidades y han podido resolver su espacio urbano de la mejor manera, todo está relacionado con nosotros mismos en el entorno que nos influye mediante su dimensión, luz, sombra y color. Nuestra condición es completamente dependiente del hecho de vivir en la ciudad o en el campo, de sí nos encontramos en una habitación grande o pequeño, nuestras reacciones ante estas condiciones son completamente inconscientes y solo la registramos en casos especiales.

 Entender el concepto “Qué significa caminar, sentarse, disfrutar del sol, la sombra y la Tierra” es necesario si se quiere alcanzar la armonía entre el espacio que se crea y lo que en él se va a desarrollar. La base de la arquitectura debe ser el bienestar, este debería ser nuestro punto de partida, trasladar las reacciones inconscientes hacia la conciencia cultivando nuestra capacidad para perseguir estas condiciones y su influencia en nosotros. Por medio del contacto con el entorno encontraremos el camino hacia la esencia de la arquitectura.

En este aspecto existen varios tipos de arquitectura que, durante cientos de años ha sido el eje de la construcción de los hábitats humanos, y en esos tiempos la arquitectura estaba muy conectada con el entorno, las personas estudiaban bien su territorio para trabajar a favor y no en  contra, lo que generaba una vida más armónica, esto se llama Arquitectura vernácula.

¿Qué es la Arquitectura Vernácula?

Esta arquitectura se define como las soluciones de diseño y construcción adaptadas al medio donde se desarrollan, esto incluye los materiales y sistemas constructivos empleados.

En algunos casos, los sistemas constructivos utilizados en algunas regiones son ancestrales y se han ido implementando de generación en generación. Este estilo responde a las características del entorno y la cultura del lugar.

Características arquitectónicas y constructivas de la Arquitectura Vernácula.

Cada región tiene sus propias particularidades estéticas y constructivas. Todo esto enriquece el acervo arquitectónico de una sociedad que se va reproduciendo y conservando a través de los años.

La arquitectura vernácula es aquella que respeta y se adapta al clima local, a los materiales de la región y recursos existentes en el entorno. Con ello se asegura preservarse la identidad arquitectónica de los pueblos.

La arquitectura vernácula puede ser una variante de la arquitectura rural y que en casi todos los casos forma parte de un entorno bien alejado de las urbes. Si bien existen muchos ejemplos de arquitectura vernácula en los climas cálidos o tropicales, también encontramos ejemplos de casas con fardos de paja en Rusia. Los iglúes también son ejemplos de arquitectura vernácula.

La arquitectura vernácula es un concepto amplio que abarca campos de estudio arquitectónico, incluida la arquitectura aborigen, indígena, ancestral, rural y étnica, esta se contrasta con la arquitectura más intelectual llamada arquitectura educada, formal o académica, así como el arte popular es en contraste con las bellas artes.

La Enciclopedia de la arquitectura vernácula del mundo define la arquitectura vernácula como parte de las viviendas y todos los demás edificios. Se relaciona con sus contextos ambientales y recursos disponibles utilizando tecnologías tradicionales. La arquitectura vernácula está construida para satisfacer necesidades específica, acomodando los valores, las economías y las formas de vida de las culturas que los producen.

Está influenciado por el comportamiento humano y el medio ambiente. Los arquitectos han estado utilizando métodos sensibles al clima que pueden aplicarse a la construcción moderna, este es el resultado de cuatro factores básicos que incluyen:

  • Sitio
  • Clima
  • Material
  • Habilidad

En la arquitectura vernácula los usuarios diseñan y construyen en el mismo lugar, por lo tanto, las casas vernáculas son más rentables en comparación con las casas de estilo contemporáneo. Se utiliza una metodología de diseño de viviendas asequible para minimizar los costos y los impactos ambientales.

Frank Lloyd Wright describe la arquitectura vernácula como: «Un edificio popular que crece en respuesta a las necesidades reales, y que se ajusta a un entorno por personas que no sabían mejor que encajar con el sentimiento nativo».

La arquitectura vernácula se describe como un entorno construido que se basa en las necesidades locales, definido por la disponibilidad de materiales particulares autóctonos de su región particular y que refleja las tradiciones y prácticas culturales locales. Tradicionalmente, el estudio de la arquitectura vernácula no examinaba a los arquitectos profesionalmente formados, sino más bien le da las habilidades de diseño y la tradición de los constructores locales a los que rara vez se atribuía algún reconocimiento por la obra. Más recientemente la arquitectura vernácula ha sido examinada por los diseñadores y la industria de la construcción en un esfuerzo por ser más consciente de la energía con el diseño y la construcción contemporánea, formando‘parte de un interés más amplio en el diseño sostenible.

El término vernáculo significa «doméstico, nativo, indígena»; de verna, que significa «esclavo nativo» o «esclavo nacido en casa». La palabra probablemente deriva de una palabra etrusca más antigua.

La arquitectura vernácula establece una relación entre las personas, el clima y la arquitectura, demuestra identidad y sostenibilidad, refleja tiempo, lugar y cultura. El enfoque sostenible ya existe en la arquitectura vernácula; Las construcciones involucradas aquí son simples y pueden fusionarse fácilmente con la naturaleza, ya que es menos costoso debido a que los materiales están disponibles localmente, por lo tanto, los costos de transporte se reducen.

Las características importantes de la arquitectura vernácula son la durabilidad y la versatilidad, su objetivo básico incluye la producción de edificios funcionales. Las tradiciones vernáculas existen para diferentes climas y culturas, mantiene nuestras tradiciones vivas. 

La arquitectura vernácula está formada por una gran variedad de elementos de la historia y la rica cultura vibrante.

Bioconstrucción o Bíoarquitectura.

El término Bioconstrucción es bastante nuevo aunque las técnicas son bastante antiguas, lo interesante de la bioconstrucción es que se ha podido combinar el conocimiento antiguo con el actual, ya que las formas de habitar nuestras casas y territorios han cambiado gracias al crecimiento global y esto se nota mucho en las formas de diseño de las ciudades grandes que, de alguna forma son poco sustentables, tanto que los expertos en la Bioconstrucción se han dedicado a la experimentación de técnicas que combinen los dos pensamientos, y con la combinación de los materiales también se crean casas con mayor estética, más funcionales y adaptadas a los lugares. Algunos también están usando diseños integrales para lograr que estas construcciones sean sustentables con las energías que utilizan, generando espacios más armónicos con la naturaleza y dando la posibilidad a las personas que habitan el espacio de vivir más felices y confortables, produciendo en ellos sus propios medios para sobrevivir.

La bioconstrucción propone utilizar  materiales locales, que sean los que más abundan en la zona y propone una autoconstrucción, que generara un costo económico más bajo a raíz de un costo energético más alto, ya que son construcciones artesanales que requieren mano de obra calificada en las técnicas y todo casi a mano, esto les da un valor agregado a las construcciones, puesto que es tu energía la que se plasma en la vivienda y eso hace que esa construcción sea única, permitiendo que cada persona le ponga su estilo y sus pequeños o grandes detalles que la hagan tuya, creando así ambientes que son agradables a la vista y al alma de las personas que visitan estos lugares.

Los materiales a utilizar son tan nobles que si dejaras de habitar ese lugar, este se volvería parte de la naturaleza, sin dañarla ni generando un impacto negativo. Sabemos que no es fácil un cambio de ideologías, que todos apuesten por la bioconstrucción, sobre todo cuando a nivel social una construcción de materiales convencionales da una sensación de ser una persona menos pobre, ya que en muchos casos las construcciones con barro son consideradas viviendas de pobres, pero al contrario de eso estas viviendas dan más riqueza a tu forma de vida.

Una vivienda con techos vivos, paredes de barro, estructuras de madera o de barro, pisos de barro o una combinación de barro/cemento, son parte de las técnicas usadas, técnicas ancestrales que debemos recordar.

Si te animas a conocer más sobre esto, visita alguna casa de este tipo y siente el confort de una vivienda de Tierra cruda, investiga antes de comenzar a construir, ya que es importante que te asesores de un Arquitecto y de un Ingeniero Estructural. 

Comienza a diseñar tu forma de vida, que será el legado de tus generaciones futuras.

La combinación de la Arquitectura Orgánica, la Arquitectura Vernácula, la Bioconstrucción, son la forma de habitar la tierra desde nuestra naturaleza más pura y humana donde combinamos el respeto a la naturaleza, la vida, el cosmos y el espíritu.

Beatriz Ramírez, Permacultora en diseño Regenerativo,Bioconstructora Empírica, Artista Plástica.

Más Instituto Transforma al mundo

Comentarios

No hay comentarios

Mundial de Permacultura

Los Niños, los Jovenes y la Educación Regenerativa

Conoce más