Instituto de Permacultura Ná Lu Um.

Instituto de Permacultura Ná Lu Um.

¿Quienes Somos?
Nà Lu`um = Madre Tierra en Maya Yucateco de la península de Yucatán México.

Nuestra visión :
Somos un proyecto familiar que apunta a un cambio de paradigma, en nuestras relaciones, siendo coherentes con nuestras acciones, cuidando a la tierra, a las personas e integrando los sabes ancestrales.

Misión:
Diseminar la semilla de la transformación en las personas y en los proyectos, con cursos, talleres, consultorías y acompañamientos personalizados.
Proporcionando a las personas las herramientas necesarias para su transformación conscientemente.

El instituto nació en la península de Yucatán hace más o menos 20 años como un centro vivencial de desarrollo sustentable, que poco a poco se transformó en un instituto de Permacultura, esto sucedió en el pueblo de Novec en Quintana Roo, México, que poco a poco se fue transformando y saliendo de esa zona para compartir esta forma de vida en diferentes lugares.

Comenzó con Tierra Martínez de Origen Argentino, que vivía en México, al poco tiempo se unió con Beatriz Ramírez de origen Mexicano que vivía en esa zona ya desde hace varios años,  juntos tuvieron dos niñas, una que nació en Playa del Carmen, México, de nombre Sophia y la otra Itiba, que nació en Punta Cana, República Dominicana, y así comenzó un viaje que nos lleva a aprender nuevas cosas y conocer mucha gente hermosa a lo largo de nuestra travesía.

Recorrimos desde México hasta Argentina, con diferentes cursos y talleres, siempre con la intención de compartir y transformar esta forma de vida en algo más, en armonía con la tierra y la vida misma, como todo pasamos cosas muy lindas pero también cosas no tan buenas que nos enseñaron mucho, las niñas fueron creciendo en el camino y disfrutando mucho el enseñarles y acompañarlas en su proceso de aprendizaje transformador, siempre con un sueño en nuestro corazón, poder llegar a muchas personas enseñándoles esta otra forma de relacionarse con la vida, y si hemos llegado a mucha gente y hemos ayudado a muchos a transformar sus vidas junto con la nuestra y la de nuestra familia.

Cada año nos encargamos de llegar a mucha gente en América latina y Europa, pudimos llegar a tener nuestro propio espacio de 22 hectáreas en la provincia de Misiones Argentina, donde estamos poniendo en práctica todo lo aprendido, este terreno tendrá una reserva de más de la mitad de el espacio para conservar la selva nativa, en otro lado será la escuela, otro espacio destinado para un Eco-barrio, y lo demás para cultivo orgánico de alimentos y plantas medicinales y algunos animales que nos ayuden con el procesos de supervivencia.

En el camino decidimos que era necesario que nosotros cambiáramos primero antes de intentar enseñarle a la gente, esto a sido lo mas rico que hemos tenido en esta travesía, encontrar una forma de vida que nos llevó a sanar nuestras relaciones, nuestro interior y nuestra forma de ver el mundo.

En nuestros cursos y talleres creamos una metodología que es un viaje de regreso a nuestra verdadera naturaleza, desde re-conectarnos con esos saberes ancestrales y combinarlos con la nueva era, regresando a nuestra esencia más natural y profunda, encontrando la fuerza interna que necesitamos para lograr un cambio real.

Cada curso y taller es una experiencia única y hermosa, y cada uno nos lleva a re-diseñar el siguiente, de alguna forma la vida nos pone en constante cambio y regeneración.

Este proyecto nos ha enseñado a tomar las riendas de nuestras vidas, a entender que solo depende de nosotros como vislumbramos nuestra vida en esta tierra y decidimos ser felices y compartir y trabajar en comunidad siempre que podamos.

Sabiendo que somos parte de un propósito más grande, que incluye la vida en la Tierra, y la vida de la Tierra, también aprendimos que es necesario conectarse con la espiritualidad para que en verdad el cambio suceda y podamos vivir una vida llena de amor, abundancia y prosperidad.

Así entendimos que, cuando combinamos cuerpo, mente y espíritu todo lo que hagamos será sagrado y en beneficio de todos, hoy en estos momentos sabemos que es el mejor camino que pudimos elegir para nuestras vidas, esto nos ha llevado a tomar esta crisis con fuerza y amor, a vivirla con esperanza.

Cuando una persona siente el llamado de la Madre Tierra, le espera un tremendo compromiso.

Si has sido capaz de escuchar este llamado y estas sintiendo su dolor, es momento de que pienses en cómo regenerar tu pensamiento y tu vida.
Es el tiempo idóneo para eso, no antes, no después, es ahora.

Más Instituto Transforma al mundo

Comentarios

No hay comentarios

Mundial de Permacultura

Los Niños, los Jovenes y la Educación Regenerativa

Conoce más